Noticias

“Nunca quiero volver a hacer una canción como ‘Dance Monkey’”: Una entrevista con Tones and I

“Nunca quiero volver a hacer una canción como ‘Dance Monkey’”: Una entrevista con Tones and I

[ad_1]

¿Qué es lo que más quieres en el mundo? Todos tienen una respuesta a esta pregunta. Se pueden compartir con otras personas o pueden ser únicas, pero siempre hay una. Para la australiana Toni Watson, conocida como Tones and I, esta respuesta siempre fue vivir de su música. Hacer música que recorriera el mundo para seguirla a los mejores escenarios del mundo.

Tones and I, al igual que muchos músicos australianos como Tash Sultana o The Pierce Brothers, comenzó su carrera tocando música en la calle a cambio de alguna moneda. A ese corto periodo, que fue abruptamente interrumpido por su más grande éxito “Dance Monkey”, continuamente se refiere a él como el mejor de toda su vida. ¿Extraño, cierto?

Tones and I. Foto: Mackenzie Sweetnam/Getty Images

“Dance Monkey” llegó para cambiar la industria de la música, el concepto de lo que es una canción hit, el poder de la viralización en la música y sobre todo, llegó para cambiar su vida por completo. “Dance Monkey” fue lanzada en mayo de 2019 y poco tiempo después despegó como muy pocas canciones lo han hecho en la historia. En cuestión de meses logró convertirse en 10 veces platino en Australia y el sencillo rompió el récord de más semanas consecutivas en en el número uno con 16 en total.

En los premios ARIA del año pasado, Tones and I ganó cuatro premios que incluyen la Mejor Artista Femenina y Artista Revelación, mientras “Dance Monkey” ganó al Mejor Lanzamiento de Pop y su EP The Kids Are Coming, ganó al Mejor Lanzamiento Independiente. Todo en gran parte al sencillo que le ha dado la vuelta al mundo.

Tones and I. Foto: Don Arnold/Getty

En YouTube, el video a conseguido más de 1.178 millones de reproducciones, y en Spotify ha acumulado más de 1.720 millones. Así que regresando al sueño de una Tones and I que se ganaba la vida en la calle, podemos decir que lo cumplió. Pero lo interesante no es nada de lo que acabamos de contar, sino lo que vino después.

¿Qué pasa después de escribir una de las canciones más virales de todos los tiempos? Como los perros persiguiendo un coche, que una vez que lo alcanzan no saben qué hacer, no saben si realmente eso era lo que querían y todo se vuelve muy extraño. Esta es la historia de Tones and I después de “Dance Monkey” y es justamente de lo que platicamos con ella un rato.

Escribir una canción viral puede sonar divertido. Te invitan a los mejores festivales durante el año, recorres el mundo, te invitan a las fiestas más exclusivas y conoces a todos los artistas que hay. ¿Suena bien, cierto? Pero, ¿qué hay del lado humano? Tones and I nos platicó lo que hay detrás de todo el éxito que llegó con “Dance Monkey”.

“Bueno, creo que lo bueno que vino de ‘Dance Monkey’ es el hecho de que ahora sé que soy una buena escritora de canciones. Cuando piensas en la industria musical como algo tan grande es fácil pensar que no eres lo suficientemente bueno. Con tantos artistas tan grandes y talentosos. Piensas en ellos y luego piensas que como persona eres única. Que tienes tus propios sentimientos y pensamientos y que puedes hacer música que amas y que puedes cantar. Se trata de hacer lo tuyo y ver qué pasa”.

Tones and I. Foto: Marc Grimwade/Getty

“Creo que me ha enseñado que puedo escribir música, que soy una buena liricista. Siempre he escrito y realmente nunca sabes. Siempre está ahí el sentimiento de no sentirse bueno. Pero me enseño que sí lo soy”.

Escribir una canción de ese tamaño puede ser reconfortante pero intimidante. Puede afectar de cualquier ángulo la confianza de un artista, ya sea para bien o para mal. También puede someter mucha presión de querer intentar repetir el éxito obtenido. Esto nos platica Tones and I.

“En cuanto a la presión… Lo que logré, ningún otro artista en toda la historia lo había logrado. Nunca. Piensa en eso. En algunos de los artistas más grandes que conoces. Ellos nunca han hecho esto tampoco. Entonces, ¿por qué me compararía con eso?, ¿por qué lo haría?, ¿por qué alguien lo haría? Es como si la viera (a ‘Dance Monkey’) como si no fuera mi canción”.

Tones and I. Foto: Don Arnold/Getty

“Es como si vieras a la canción más grande jamás escrita y digas: ‘yo quiero eso’. ¿Por qué querrías ir por algo que es tan difícil de obtener y volverte en esta persona obsesionada por aparecer en la radio cuando puedes escribir de lo que quieras y ser tú mismo.  Cuando puedes usar ese tiempo para escribir para ti misma, cosas que me importan, para mis fans. Prefiero plasmar emociones a sólo buscar el hit”.

“Por eso estoy muy agradecida por lo que he hecho y la gente ha reaccionado bien a mi música. Eso me ha ayudado a levantarme y a ser quién soy hoy. No voy a intentar hacer ‘Dance Monkey’ otra vez”.

Tones and I. Foto: Ryan Pierse/Getty Images

Muchos artistas, y cuando digo muchos pueden ser la mayoría, intentan de alguna forma replicar el éxito que logran con una canción en específico. No que esto sea nada malo ni mucho menos. ¿Por qué no repetir algo que te gusta y que te funciona? Pero esto no pasó para Tones and I. La artista australiana si tiene algo claro es que “Dance Monkey se quedó atrás en la historia de su vida y la página ya cambió.

“Definitivamente nunca quiero volver a hacer una canción que suene así. Para ser honesta, y en verdad amo la canción, estoy orgulloso de ella, pero no la puedo escuchar. La quito tan pronto salga en cualquier lugar. En la radio, donde sea. No la puedo escuchar. Y la tengo que tocar por el resto de mi vida, eso lo entiendo. Pero la cosa es que para mí, en términos de lo que mi mente quiere escuchar, lo que yo quiero escuchar ahorita, se ha alejado mucho del sonido y tema de ‘Dance Monkey’”.

“No sé bien a dónde se ha ido mi mente, para ser honesta, pero creo que sólo hay lugar en el mundo para un ‘Dance Monkey’. Porque esa canción se tocó tantas veces, que si alguien quisiera escribir o hacer algo así, intentando conseguir muchas reproducciones, no lo lograría. Creo que el fenómeno de ‘Dance Monkey’ empezó y termino conmigo. Y no creo que nadie deba intentar replicarlo porque ya tuvimos suficiente. Necesitamos ir hacia adelante”.

Toni Watson no miente cuando dice que sus mejores días fueron en la calle. Que Tones and I era libre hasta el momento en el que “Dance Monkey” se hizo increíblemente popular. Es increíble pensar que su éxito más grande se volvió en su especie de maldición. Pero como de todo hay enseñanzas si nos tomamos el tiempo para entenderlas, le preguntamos a Toni qué fue lo que “Dance Monkey” le enseñó sobre lo que es la felicidad.

Tones and I. Foto: Don Arnold/Getty

“Creo que lo que pasó fue que… Va a sonar un poco raro, pero las mejores palabras para describirlo es que imagines que eres un pintor, y haces todas estos pinturas en las que te esforzaste muchísimo. Les pusiste toda tu pasión, tu vida, les diste todo y a nadie les gusta. Luego haces una pintura en media hora que te queda ok y de repente a todos les fascina esta pintura”.

“Te quedas como: ‘Bueno, esta no es mi pintura favorita’. Y durante un año todo lo que quieren que hagas es que pintes una y otra vez esta pintura. Absolutamente todos los días, absolutamente todas las veces. Y tienes tanto que ofrecer. ‘Ve estas otras pinturas. Esta es sobre esto y esta es sobre esta otra historia’ y todos son como: ‘¡No! ¡Pinta esa, pinta esa!’.

Tones and I. Foto: Lisa Maree Williams/Getty Images

“Antes de ‘Dance Monkey’ yo podía pintar todo lo que yo quería. No pensaba en cosas como: ‘otra vez tengo que hacer esta pintura’. Jamás lo pensaba. Pero ahora, la gente sólo quiere esa pintura y nadie quiere saber de mí, mi camino, mi vida. Nadie si quiera quiere ver mis otras pinturas y creo que eso fue lo que me pasó por un momento”.

“Ahora todo se está poniendo mejor, cada vez tengo más confianza y tengo fans realmente increíbles que aman todas y cada una de mis pinturas y que odian esa pintura que todos aman. Pero sí. Así es como me sentí en ese punto. Pasas tanto tiempo buscando esa canción exitosa pero cuando llega puede no ser lo que esperabas”.

El 2019 quedó atrás y con él se ha difuminado el fenómeno “Dance Monkey”. El 2020 ha funcionado para ella como una limpia de energía y lo demuestra con sus últimos proyectos. Este año la ha visto lanzar la versión alternativa de “Never Seen The Rain”, su primer sencillo del año “Bad Child”, y sus siguientes tracks “Can’t Be Happy All The Time” y “Ur So FuckInG cOol”.

En cuanto a su primer sencillo,”Bad Child”, hablamos sobre sus ganas y necesidad por exponerse por primera vez como artista. Tones and I no había hablado directamente de ella misma en sus canciones hasta ahora. Hablamos de su nueva necesidad de hablar de ella y expresarse.

Tones and I. Foto: Graham Denholm/Getty Images

“Definitivamente. Siempre uso la palabra ‘tú’ en vez de ‘yo’. Eso es lo que hago. Escribo ‘tú’ en vez de ‘yo’ para pretender que hablo de alguien más pero en realidad estoy hablando de mí misma. Creo que me estaba escondiendo detrás de eso. Pero ya no lo voy a hacer porque cuando mis fans conectan con algo y yo pretendo que no se trata de mí cuando sí lo es, no puedo conectarme completamente con ellos. Se vale ser vulnerable. Antes no me dejaba y escribía como si se tratara de alguien más”.

Hablando de la vida falsa que también te regala un éxito mundial, Tones and I nos platicó que “Ur So FuckInG cOol”, su último sencillo, precisamente es inspirado por esta escena falsa de lujo y prestigio. Le preguntamos si esta canción es una crítica a este falso ambiente de fiestas exclusivas en las que todos pretender ser alguien que no son.

Tones and I. Foto: Don Arnold/Getty

“Fui a una de esas fiestas en las que todos eran tan cool y muy esnobs. Se creían súper importantes y que sabían de todo. Es una de esas fiestas a las que crees que quieres ir porque es muy exclusiva, pero llegas y te das cuenta que nadie se está divirtiendo. Todos están demasiado ocupados intentando ser alguien que no son”.

“Fui, estuve como 45 minutos y me fui. Me quedé como: ‘Nooo, eso no es para mí’. Luego escribí una canción sobre eso. Sobre esa fiesta en particular. Sobre cómo eso no es para mí. Nunca voy a ser esa persona que quiera ir a esos eventos en los que nadie pueda ir. Y la verdad es que esas personas jamás podrían ser con las que yo me llevaría. Prefiero hacer una carne asada en la que todos puedan venir”.

La entrada “Nunca quiero volver a hacer una canción como ‘Dance Monkey’”: Una entrevista con Tones and I se publicó primero en Sopitas.com.

ues de anuncios individuales.

Comentario

Comentarios



[ad_2]

Admin

julio 31st, 2020

No Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *